La búsqueda del tesoro


En muchos casos, o en casi todos, las comunidades cristianas han nacido a partir de grupos reunidos en las casas.

De hecho, la carta que Pablo le escribe a Filemón, está dirigida también a la iglesia “que estaba en su casa”.

En los últimos años, muchos líderes de la Iglesia trabajan en base a este modelo con el objetivo de alcanzar a más personas y sobre todo a aquellas que no asistirían a una reunión en un salón de reuniones.

Innumerables grupos en los hogares están conformando verdaderas redes de contención para nuevos cristianos y son el espacio ideal para el desarrollo de los dones del Espíritu Santo.

 

La mayoría de estas “iglesias” fueron iniciadas por personas comunes que oran y se mueven de forma natural en lo sobrenatural (profecía, sanidad, liberación).


En contra de lo que muchos piensan, los europeos están abiertos a las cosas espirituales y durante estas reuniones pueden conocer a Jesucristo cuando llega el tiempo especial de reflexión y oración. Es allí, dando lugar al Espíritu Santo, donde él hace lo que él desea. Esos momentos son experiencias muy importantes donde las personas son tocadas por Dios.


La Búsqueda

Cuando cada cristiano es un testimonio viviente de la acción poderos del Espíritu Santo, puede orar por otros y si recibe una orientación del Espíritu, su oración será efectiva.


Así es cómo podemos llegar a bendecir a las personas. Predicando un evangelio sin apelar a la mente de las personas, ni a la enseñanza de ciertos dogmas, evitando la confrontación intelectual y permitiendo al Señor manifestarse.


Es fundamental que podamos aprender a escuchar a Dios. Eso nos ayudará a saber que decir (profetizar) y cómo orar.

De esta manera, las personas con las que nos conectamos día a día pueden tener un verdadero encuentro con el Señor, hallar sanidad, ser liberadas de opresiones, etc.

Nuestra tarea es traer el Reino de Dios


 

El Tesoro


A Dios le interesan las personas. Que miles le conozcan.

Pero cómo podremos lograrlo?


Todo cristiano es un evangelista o al menos debe serlo, si es un cristiano obediente.

En la iglesia de este tiempo comienza a ser algo común la aceptación de una cierta desobediencia, negligencia por parte de cristianos ajenos al propósito de Dios.


Pero cuando comenzamos a animarles a orar por otros y ver lo que Dios hace en las personas por las que oramos, muchos de estos “dormidos” comienzan a despertar.


Mayor es su sorpresa aun cuando ven que estas personas aceptan participar de una cena con sus amigos cristianos donde dejamos obrar al Espíritu Santo de forma natural. Y cuán maravilloso es cuando las personas son sanadas, restauradas y liberadas!!


Nuevos grupos se inician en los hogares y los creyentes comienzan a “buscar tesoros”.

Nuestro objetivo es animar a los hermanos a ser obedientes al mensaje de Jesús: “id y hacer discípulos” enseñándoles a desarrollar una relación más profunda con el Espíritu Santo de Dios para que ellos lo hagan con las personas de su entorno.


Si quieres ser uno de estos “buscadores de tesoros”, déjanos tu mensaje en el apartado “contacto”.




LA LUCHA I

Evangelio de San Mateo 4: 1-11

Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre. Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan.

El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y en sus manos te sostendrán, para que no tropieces con tu pie en piedra.

Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.  Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. El diablo entonces le dejó.

 

1 Pedro 5:8

Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar

 

INTRODUCCIÓN

• Después de un encuentro con el Padre y el Espíritu Santo, Jesús se fue al desierto a orar.

Si el diablo tentó a Jesús, cuanto más lo hará contigo.

El enemigo nos tienta para robar la bendición.

El diablo sabe que con sutilezas (nunca grandes cambios) puede ir debilitando tu fe, tu confianza en Jesús, y puede ir trayendo asuntos para que crezca tu preocupación por temas “importantes”.

Crea situaciones para tentarnos y detenernos.

• ¿Qué debemos hacer?

Entender que estamos en una batalla espiritual y resistimos al enemigo.

Vendrán  los contraataques - debe estar alerta (velar, estar vigilante) y preparado.

• Él hizo un trabajo maravilloso en tu vida.

Fue el principio, no el final. Esta batalla recién empieza.

• Fue un ataque contra el reino de las tinieblas – el diablo perdió una batalla en tu vida.

• Debido a que estamos en una guerra, el enemigo está preparando un contraataque.

• ¿Por qué usted necesita esta charla? Para aprender a superar contraataque del diablo.

• Vamos a ver cómo contraataques enemigos y cómo neutralizar contraataque.

 

¿De dónde viene el CONTRA-ATAQUE?

• Satanás usa tus áreas de debilidad.

• Contraataque siempre viene en la zona que afecta usted, algo para ver, sentir, tocar, temer, miedo.

• Satanás va a decir que no te ha pasado nada más que una emoción pasajera. Va a buscar que dudes.

• Así que con Jesús, después de 40 días en el desierto ayunando, satanás vino a tentarlo.

 

• Las áreas de debilidad pueden ser: peleas, alcohol, drogas, amigos mundanos, la inmoralidad, chistes sucios, adulterio, insubordinación, grosería, una cita inmoral, etc.

• Satanás hará cualquier cosa para afectar su comunión con Dios, el objetivo del enemigo es promover desaliento, tentación, debilidad, para que luego venga culpa, amargura, distanciamiento de Dios.

• El hecho de NO estar preparado permite al desaliento venir.

• El diablo tiene estrategias para destruir su vida.

• Son estrategias sucias y fraudulentas, porque Satanás tiene una agenda sucia.

 

¿CÓMO neutralizar EL CONTRAATAQUE?

• Contraataque significa que tú has atacado primero.

• No atacaste sólo, Jesús estaba contigo, él estaba en el Encuentro y siempre estará con usted.

• Él es el ganador y él está al frente. • Para derrotarte, tendrá que derrotar a Jesús antes.

• Pero como esto no es posible… (Jesús ya ha ganado, por lo cual estamos seguros).

• Ten la seguridad de tu victoria: lo que venga en contra ti, lo puedes vencer (Pablo decía: todo lo puedo en Cristo que me fortalece)

 

• Utiliza las palabras de Jesús durante el contraataque. Tendrás que leerlas, retenerlas y repetirlas. Leer la Biblia!!

• Tú eres una nueva criatura, no tienes que responder antes.

• Actuar como Jesús lo haría. Aprende a estar en silencio la mayor parte del tiempo.

• No hacer daño a otros, no discutir, no murmurar, cuidar los pensamientos, la lengua. (Santiago 3: 1-12)

• Cree la gran obra que Jesús ha hecho y está haciendo en tu vida. (Véase Hebreos 11: 6)

 

• La fe en Jesús es escudo para apagar los dardos de fuego del Satanás contra usted (Efesios 6:16).

• Dardos son lanzas / flechas en el mundo físico, espiritualmente son tentaciones que comienzan en tu mente, emociones o en el cuerpo.

• Cuando eres atacado, aprender a reaccionar y a actuar en el Espíritu.

• Si alguien viene con piedras, ir con amor (Gal 5: 22-23).

• No pelear con la gente, combatir a Satanás y sus demonios. (Ver Efesios 6:12).

• Ore, buscan a Dios, pídale a sus mayores para el consejo, no seas dirigido por tus reacciones o deseos, porque eres ahora una nueva criatura. (II Corintios 5:17)